Objetivo de la educación

November 2, 2017

         Primero, hablando de la práctica docente y conociendo el objetivo que persigue cada maestro con la impartición de cierta clase, puede que solo persigan que los alumnos aprendan contenidos, identifiquen, diferencien, o a veces simplemente que sólo contesten el examen. Hay que saber que el fin de la educación es el desarrollo de las potencialidades del hombre, hacerlo capaz de algo incluyendo sus facultades específicamente humanas: inteligencia y voluntad. Esta última es muy importante que los docentes la consideren porque eso es lo que estamos tratando de mover, voluntades, que los alumnos “quieran aprender”. Esta a su vez es la primera condición para que los aprendizajes verdaderos se logren: que los alumnos quieran aprender.

 

 

 

             La labor docente es entonces un tanto cuanto difícil en el proceso, porque se deben incluir métodos, recursos, técnicas para alcanzar los objetivos los que institucionalmente requieren ser cumplidos, y los que personalmente se quieren lograr; pero si se logra mover la voluntad de los alumnos en pos de que aprendan a aprender, entonces van a ser dos cabezas por el mismo objetivo, será más fácil y deleitable el proceso de enseñanza y el alumno mismo hará placentero el proceso de aprendizaje. Concluyendo esta idea, podemos decir que sólo se aprende si se quiere y si se tiene un rol activo en el proceso; el maestro se encarga de ello, aquí es donde entra el papel del docente y la calidad de las experiencias que se lleguen a facilitar a los alumnos, de esa calidad depende el esfuerzo que los alumnos inviertan en clase (Bachranch, 2013).

 

             La extensión de un manual auxiliar o de un blog educativo debe basarse en las características que tienen los individuos/educandos porque eso hace que el grupo se comporte como tal. Al fin y al cabo, un docente habla de manera genérica cuando habla de su clase, se refiere “al grupo”, “mi clase” dándole cierta individualidad a la pluralidad; esto pasa porque el grupo desarrolla entre otras características, el sentimiento del “nos” y es como si aprendiera a la vez, como si el aprendizaje fuera grupal. Es importante que se reconozcan las características de cada alumno, porque son personas las que hacen el grupo, cada una con cierta personalidad, habilidades, conocimiento previo, experiencias, etc.

 

 

             Cualquier sugerencia de acción debe ser adecuada por el docente mismo para que su aplicación sea benéfica y productiva con los alumnos. El profesional de la educación conoce a su grupo y sabrá cómo y de qué manera lograr aprendizajes significativos de los contenidos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes

February 13, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now