Efectos cerebrales con el uso de la tecnología

November 12, 2018

 

 

 

Trabajamos en el ordenador mientras miramos televisión, y estamos pendientes de las redes sociales y las alertas del móvil. ¿Hasta qué punto nuestro cerebro está capacitado para la multitarea?

 

Las nuevas tecnologías nos permiten la comunicación instantánea, un acceso inusitado a la información, la simplificación de muchas tareas que antes nos llevaban muchísimo esfuerzo, la posibilidad de vivir más y mejor. Sobre esta realidad y estos favores no existen reparos sino más bien elogios y aprovechamientos.

 

Lo que debemos decir también es que esta posibilidad de vida nos puede generar, a su vez, cierto impacto disfuncional, impulsado por la exigencia a realizar diversas acciones al mismo tiempo por el tipo de vida que se sabe se llevará al entrar al área laboral.  ¿Hasta qué punto nuestro cerebro está capacitado para sostener las tareas múltiples que las nuevas tecnologías promueven?

 

Nuestro cerebro tiene dos cuellos de botella: uno es la atención (cuando tenemos dos fuentes de información suficientemente complejas, la eficiencia de una decae como consecuencia de la otra); y la otra, la llamada “memoria de trabajo” (el espacio mental en que retenemos la información hasta hacer algo con ella). Esta memoria tiene una capacidad finita en los seres humanos y es extremadamente susceptible a las interferencias. Cuando se intenta llevar a cabo dos tareas demandantes al mismo tiempo, la información se cruza y se producen muchos errores.

 

El estudio del impacto de las nuevas tecnologías especialmente en niños y adolescentes es un desafío que las neurociencias están abordando. Como sabemos, el cerebro sigue desarrollándose hasta la segunda década de vida. El lóbulo frontal, que contiene circuitos claves para habilidades cognitivas de alto orden como el juicio, el control ejecutivo y la regulación emocional, es de las últimas áreas en desarrollarse de forma completa.

 

 

 

Durante este período, el cerebro es sumamente adaptativo e influenciable por el ambiente. Decimos entonces que la tecnología suele ser buena para los procesos cognitivos de los niños si se usa con buen juicio, pero que el problema es que el buen juicio y el autocontrol se encuentran entre las habilidades en desarrollo, por lo cual son los adultos quienes deben ejercerlo cuando estos usos se transforman en excesivos.

 

Los efectos más prácticos y visuales se puede decir que están en que los niños y jóvenes ya no piensan en recordar algo porque todo lo tienen en "la nube"...  porque todo está ahí y no hace falta saberlo.

 

Entonces en las escuelas se puede trabajar y poner atención en las habilidades sociales de los alumnos de las que también se aprende, la casa es el primer contacto con la sociedad pero en el ambiente educativo es donde se lleva a la práctica lo que se aprende en casa y se vive con reglas y otros individuo. Se debe enseñar a que con la interacción también se obtienen resultados en el trabajo ( y más positivos que con interacción virtual).

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes

February 13, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now